Segovia y Enrique IV. Parte I

hotel-san-antonio-el-real-historiaLa redacción y lectura del tema histórico, que presupone sin duda una beneficiosa influencia para Segovia durante el reinado de Enrique IV, no ha producido una sorpresa.

Recordamos las palabras terminantes de algún historiador que llega a asegurar que lo único bueno que hizo el rey Enrique fue morirse, para dejar prontamente paso al ciclo brillante y plenamente español de los Reyes Católicos, a la gran etapa que rompe con el particularismo castellano y afirma los tiempos modernos, centrando la Historia de España.

Segovia_-_Monasterio_de_San_Antonio_el_Real_01

Antiguo Palacio de Enrique IV (Segovia)

puerta_palacio_enrique_IV

Puerta del Antiguo Palacio de Enrique IV (Segovia)

PORTADA

Juan II y Enrique IV

 

 

 

 

 

 

Claustro San Antonio El Real

Hemos también recapitulado un poco sintéticamente el proceso de desconceptuación ya cuatro veces secular, que sobre el mísero rey impotente ha lanzado la Historia; fallado anda el proceso sin posibles ni ulteriores apelaciones; la moderna crítica aumentando y mejorando las fuentes de conocimiento, y en nuestros propios días, ha caído como

 

losa de un in pace definitivo, la vulgarización de la crónica de Alfonso de Palencia, con las notas explicativas y los sabios comentarios y las addendas a dicha crónica, por el erudito más sagaz y más cordial de nuestros tiempos, quien ha hecho algo más que arrastrarse por el polvo de las bibliotecas, según la despectiva frase de Angel Ganiset, por el erudito a quien no cuadrarían los conceptos acres, que la documentada pluma de Goméz de Baquero, puso un día en su cálamo, al pintar como simples escribanos de actuaciones, a los adoradores del eruditisimo histórico.

Imagen 11

IMG_8169_1024x768

Paz y Melia, a quien nos referimos, honra con alma de artista, la erudición histórica y nadie como él ha escrito tanto ni tan bien sobre la época de Enrique IV.

 

 

EnriqueIV

Paz y Melia, aporta los últimos datos para el jucio definitivo sobre este rey; por eso nuestra extrañeza al leer el tema: ¿ha podido nuestra extrañeza hacer algo bueno, que justifique una sencilla monografía en este sentido aunque sea en el reducido campo de acción de una ciudad, tan preclara como Segovia?

Enrique-IV-el-Impotente,-rey-de-Castilla-LeónEnrique

Cuando en son de polémica política o simplemente de política-científica, se buscan estigmas a la realeza hereditaria, el nombre de Enrique tiene derecho preferente, y la regia actuación del último rey varón de la línea Trastamára, busca espontáneamente parangón con el último rey de los Austrias españoles; rey que es el otro ejemplo favorito de discursos y periódicos de oposición, singularmente, -y cuando ya no hubo reinas a quien ajusticiar- allá por los lejanos tiempos progresistas, que si en estos puntos concretos tuvieron razón instintivamente, usaron y abusaron de la Historia, dando al pueblo una sensación completamente falsa de ella; de la Historia que ellos no sabían y que sin embargo pretendían popularizar.

Fuente: Segovia y Enrique IV – Antonio Jaén

Mas noticias sobre el palacio de Enrique IV en Segovia.

A %d blogueros les gusta esto: