Puertas de la Muralla de Segovia. Parte XIII

san andresLa última de las cinco puertas que tenía la muralla segoviana es la PUERTA de SAN ANDRÉS. La Puerta original es del siglo XII, pues se hace mención de ella en 1120, pero tuvo reformas importantes en los años finales del siglo XV o comienzos del XVI que la dan el aspecto actual. Conectando la calle de San Valentín con la Plaza del Socorro, comunicaba el barrio de la Judería con las tenerías y las huertas del valle del Clamores.

De las tres puertas que se conservan en la actualidad, ésta es la más monumental, declarada Monumento Histórico-Artístico con fecha 3 de junio de 1931, diez años antes de la Declaración de la muralla, junto con sus puertas y postigos. (12 de julio de 1941).

LOTY-02080_P LOTY-02079_Ppuerta-de-san-andres-socorro

Está flanqueada por dos torres, cuadrada la que se une a la muralla, de ladrillo y arcos de medio punto, y más robusta y de planta poligonal la exterior, próxima al valle, con basamento de sillares de granito rematado por una línea de cornisa con decoración de bolas, y cuerpo superior de sillar bien cortado sobre el que se abren saeteras en tres de sus lados. Ambas torres se unen por un pasadizo sostenido por un arco de medio punto peraltado sobre el que se levanta un escudo en la cara exterior y el camarín que guarda la imagen de la Virgen del Socorro en el flanco interior de la puerta. Las saeteras y los remates de almenas y merlones terminan de darle el aspecto no sólo monumental sino también militar y defensivo que la caracteriza.

Lugar quevedesco por antonomasia, una lápida en el interior del arco nos recuerda y nos permite recrear las andanzas de los personajes de “El Buscón” por estas estrechas y sinuosas callejuelas de la Judería:

EN ESTA CIUDAD, CREADO POR EL INGENIO DEL MÁS ALTO HUMORISTA DON FRANCISCO DE QUEVEDO, NACIÓ EL BUSCON DON PABLOS, ESPEJO DE PÍCAROS Y GRAN TACAÑO Y TUVO SU ESCUELA DE AYUNOS EL DOMINE CABRA.

Yo, señor, soy de Segovia. Mi padre se llamó Clemente Pablo, natural del mismo pueblo; Dios le tenga en el cielo. Fue, tal como todos dicen, de oficio barbero; aunque eran tan altos sus pensamientos, que se corría de que le llamasen así, diciendo que él era tundidor de mejillas y sastre de barbas. Dicen que era de buena cepa, y, según él bebía, es cosa para creer. Estuvo casado con Aldonza de San Pedro, hija de Diego de San Juan y nieta de Andrés de San Cristóbal. Sospechábase en el pueblo que no era cristiana vieja, aunque ella, por los nombres y sobrenombres de sus pasados, quiso esforzar que era descendiente de la letanía.

En estas pláticas, vimos los muros de Segovia, y a mí se me alegraron los ojos, a pesar de la memoria, que, con los sucesos de Cabra, me contradecía el contento. llegué al pueblo y, a la entrada, vi a mi padre en el camino, aguardando ir en bolsas, hecho cuartos, a Josafad. Enternecíme, y entré algo desconocido de como salí, con punta de barba, bien vetido.

(…)

Tenía mi buen tío su alojamiento junto al matadero, en casa de un aguador. Entramos en ella, y díjome “No es alcázar la posada, pero yo os prometo, sobrino, que es a propósito para dar expediente a mis negocios”.

(…)

Salíme de casa; entretúveme en ver mi tierra toda la tarde, pasé por la casa de Cabra, tuve nueva de que ya era muerto, y no cuidé de preguntar de qué, sabiendo que hay hambre en el mundo.

En la actualidad la Puerta de San Andrés sigue siendo una de las más espectaculares de la Ciudad de Segovia y se puede visitar gracias a la oficina de “La Muralla de Segovia” ubicada a los pies de la puerta.

Segovia_0010_FB Segovia_0006_FB Segovia_0004_FB

Autor: Miguel Angel Chaves Martín

FUENTE: Asociación Cultural Plaza Mayor de Segovia

A %d blogueros les gusta esto: