Puertas de la Muralla de Segovia. Parte V

<<- Puertas de la Muralla de Segovia. Parte IV

 … Ni las murallas, ni el arco y puerta de San Martín deberían ser un impedimento para acometer la empresa, y así lo advirtieron también las Comisiones en su informe.

Fotografía aérea de Sacramenia (Segovia)

Fotografía aérea de Sacramenia (Segovia)

Las murallas en los primeros tiempos en que la rudeza de los mismos, las condiciones sociales, el régimen de Gobierno, y las necesidades públicas las hicieron necesarias, fueron objetos hasta la veneración, puesto que se las consideró sagradas, hasta el punto que dieron nombe a algún pueblo como sucede en nuestra provincia con Sacramenia, que a tanto equivale en latín como Almena Sagrada. Con posterioridad a esa primitiva época perdieron las murallas algo de su exagerada consideración, y vinieron a vincularse en el ramo de guerra, sin el concurso del que nada podía ejecutarse en las murallas comprendidas dentro de la zona militar en que existían. Más adelante ya, esas murallas cedieron a la civilización y se declararon sin privilegio, quedando de libre cuidado de las Corporaciones municipales en aquellos puntos en que como en Segovia sucede el arte de la guerra no les declaró plazas fuertes ni estratégicas. De esto se deduce con toda claridad, que el Ayuntamiento de Segovia es dueño de sus murallas y que por ello, en atención a no ser plaza fuerte, puede disponer de sus murallas y que por ello, y en atención a no ser plaza fuerte, puede disponer de ellas, como le parezca y mejor le convenga a servicios públicos y de ornato.

Puerta San Martín. S.XIX casadelospicos

El 1 de febrero de 1.882 el Ayuntamiento aprueba dicho informe y encarga al arquitecto municipal, la elaboración de toda la zona, que como hemos visto al comienzo, fue presentado doce días después y aprobado definitivamente en la sesión municipal del día 15 del mismo mes.

Sin duda, la consecuencia más grave de este proyecto de alineación, fue el derribo del Arco y Puerta de San Martín, la más importante de todas las puertas de la muralla de Segovia. Ubicada en la calle más transitada de la ciudad, la calle Real, por ella accedía al recinto amurallado la mayor parte de la población, siendo también paso obligado de reyes, nobles y cuantas visitas oficiales llegaban a la ciudad. Pero el progreso y la modernización, o mejor dicho, la idea que de ello se tenía a finales de la pasada centuria, traducido en este caso en el ensanche y alineación de la calle Real del Carmen, acabaron con ella.

juan_bravo_sexmo_segoviaDe su importancia histórica nos da buena cuenta Diego de Colmenares relatándonos cuantas entradas regias se efectuaron en la ciudad, con el correspondiente juramento real a los pies de la expresada puerta. Así sucedió con la entrada del rey Enrique III en 1.392, la ya relatada de Fernando el Católico en 1.475, el recibimiento de Doña Juana “la Loca” y Felipe el Hermoso en 1.502, la entrada en la ciudad de Carlos V en 1.525, la del príncipe don Felipe en 1.548 y ya rey en 1.562, o, por último, la de doña Ana de Austria en 1.570 para celebrar sus bodas con Felipe II.

Continua…  Puertas de la Muralla de Segovia. Parte VI –>

Autor: Miguel Angel Chaves Martín
FUENTE: Asociación Cultural Plaza Mayor de Segovia

A %d blogueros les gusta esto: