Puertas de la Muralla de Segovia. Parte IX

La puerta de San Cebrián

puertas_segoviaMucha menos información tenemos de la PUERTA DE SAN CEBRIÁN, aunque por fortuna en este caso sí se ha podido conservar hasta nuestros días. Próximo a la puerta estaba el Postigo de San Matías, del que sabemos se hace en 1608 por Pedro de la Cuadra y Juan de Mugaguren. Al final del siglo, Juan de Remis y Santiago García llevan a cabo obras en la Puerta de San Cebrián y el Postigo de San Matías, en el año 1689. El postigo estuvo cerrado mucho tiempo, y los religiosos de Santa Cruz piden que se abra en 1707.

san cebrian2El dato está recogido de las sesiones municipales de ese año, concretamente en la de 28 de julio, cuando el Conde de Enzinas informa de que la Comunidad de Santa Cruz protestaba de que haviendo cerrado de orden de la Ciudad el postigo Picado de Santo Matías por donde los religiosos de dicho combento subían y bajavan a esta ziudad con mas brevedad y ahora serles mui penoso el de haver de azerlo por la puerta de San Zibrian ansi en este tiempo por los muchos calores como en el ynbierno por las nieves y las aguas, suplicase de su parte a la Ciudad se sirviese de mandar abrir dicho postigo que desde luego se allanaba dicho combento a poner puerta en el a su costa y que siendo necesario y haviendo alguna urgencia precisa bolberian a zerrarle en la forma que oy esta. Años después, en abril de 1784, se verificaron nuevas obras en el postigo ya abierto de San Matías y en la puerta de San Cebrián, recolocando las piedras que se habían desprendido y un recalzo en la pared que sostiene el terraplén del camino que hai a la parte de debajo de dicha puerta de San Cebrián.

san-cebrianLa citada Puerta comunica la ciudad con el valle del Eresma a la altura del Convento de Santa Cruz y por tanto con San Lorenzo, barrio que tenía la entrada natural a la ciudad a través de ella. Recientemente restaurada, su aspecto actual es consecuencia de la reforma barroca que eliminó la puerta medieval original. De traza más sencilla que las otras, abre su arco de medio punto en medio del paño de la muralla, con mezcla de material, caliza y ladrillo, éste último bien visible en los arcos de descarga de las dos caras, interna y externa de la puerta. Un fuerte torreón de esquina le sirve de apoyo, con sus correspondientes remates almenados.

Autor: Miguel Angel Chaves Martín
FUENTE: Asociación Cultural Plaza Mayor de Segovia

A %d blogueros les gusta esto: