Puertas de la Muralla de Segovia. Parte III

<<- Puertas de la Muralla de Segovia. Parte II

La Puerta de San Martín.

Era la principal de la ciudad, y ante ella se sucedieron juramentos reales tan destacados como aquel de Fernando del Católico en enero de 1475, pocas semanas después de ser coronada en la iglesia de San Miguel, Isabel la Católica como nueva reina de Castilla.

9100_201469536670184_493927260_nEl rey don Fernando, que en Zaragoza había sabido la muerte de su cuñado Enrique, llegó con prisa a nuestra villa de Turégano en treinta de diciembre; donde tuvo aviso de la reina y grandes que se detuviese en tanto que se le prevenía decente recibimiento (…). PArtío el rey de Turégano para nuestra ciudad lunes día segundo del año mil y cuatrocientos y setenta y cinco. Salieron los grandes a recibirle dos leguas de la ciudad. Nuestros ciudadanos, divididos en estados y oficios, le recibieron con mucha alegría, invenciones, gala y lucimiento. Traía el rey una loba de luto por el difunto Enrique; suplicáronle la quitase para el recibimiento. Vistió una ropa rozagante de hilo de oro tirado, forrada en martas por el tiempo, mozo de veinte y dos años nueve meses y veinte y tres días, de mediana y bien compuesta estatura, rostro grave, blanco y hermoso, el cabello castaño, la frente ancha con algo de calva, ojos claros con gravedad alegre, nariz y boca pequeña, mejillas y labios colorados, bien sacado de cuello y formado de espalda, voz clara y sosegada, y muy brioso a pie y a caballo. Mucho fue el aplauso que nuestro pueblo hizo a tan real espectáculo, muchas las invenciones que presento a la fiesta, guió el recibimiento por el arrabal de San Lorenzo y Calle de Gascos a la Plaza del Azoguejo, y de allí a la puerta de San Martín, donde juró los privilegios y franquezas de nuestra ciudad, asistiendo a sus lados cardenal y arzobispo. Celebrado el juramento, entró el rey acompañado de los dos eclesiásticos debajo del palio que llevaban nuestros regidores.

san_martin_segoviaDe la cara exterior de esta puerta sólo poseemos el recuerdo de la acuarela de Pérez de Castro (1862) y su posterior óleo (1875), en los que podemos ver una puerta flanqueada por la Casa de los Picos en unos de sus extremos y un torreón ochavado en el otro. A partir precisamente de estas dos imágenes, Antonio Moragón ha descrito aquella fachada exterior de la siguiente manera:

Tiene dos cuerpos perfectamente definidos. El primero de ellos se encuentra situado en el plano distinto al segundo (así lo interpreto), algo sesgado al resto de la fachada, rebajado, con revoco y una faja de saeteras defensivas. En el segundo cuerpo, dos ventana doveladas y tres escudos, los dos extremos, de la ciudad de Segovia en abigarradas cartelas, y el central, en medio de las ventanas con cuarteles de Castilla y León, toisón de oro y corona real abierta. Remata en acusado voladizo.

 Continua…  Puertas de la Muralla de Segovia. Parte IV –>

Autor: Miguel Angel Chaves Martín
FUENTE: Asociación Cultural Plaza Mayor de Segovia

A %d blogueros les gusta esto: