Sexmo de San Millán

Sexmoss

El Sexmo de San Millán, se localiza entre la ciudad de Segovia y los sexmos que limitan con la sierra. Para contribuir en los pechos reales y concejiles le encontramos dividido en cuatro cuadrillas y con una extensión de 328,14 Km².

SEXMO_DE_SAN_MILLAN_pueblos

– Cuadrilla de Valverde (superficie 128,47 Km²)

  • Valverde
  • Garcillan
  • Anaya
  • Martín Miguel
  • Xuarros (Juarros de Riomoros)
  • Abades con <<Perocoxo>>, este último es un despoblado.

– Cuadrilla de la Losa (extensión 57,58 Km²)

  • La Losa
  • <<Hortigosa>> (Ortigosa del Monte)
  • Tajuña (despoblado)
  • Matamançano (despoblado) en el siglo XVI.

– Cuadrilla de Hontoria (extensión 44,10 Km²)

  • Hontoria
  • <<Las Navas>> (Navas de Riofrío)
  • Revenga
  • Palaçuezos de Rosales (despoblado)
  • Palaçio de Torredondo (despoblado)

– Cuadrilla de Maderón (extensión 97,99 Km²)

  • <<Maderon>> (Madrona)
  • Valdeprados
  • Fuentemilanos
  • Cristobales (despoblado)
  • Escobar (despoblado)
  • Valsequilla (despoblado)
  • Bernuy de Riomilano o Bernuy de Plaçios (despoblado).

Este sexmo se caracteriza por haber sido a fines del siglo XV objeto de apetencia de tierras de algunos de los más destacados  miembros de la oligarquía urbana de Segovia. En el año 1486, a petición del concejo de Garcillan, se manda a Alfonso de Contreras que restituya ciertos términos, tomados y vendidos por él, en el dicho lugar. Dentro de la misma cuadrilla de Valverde, también el lugar de Anaya protesta en 1487 por los robos y daños que en él hacían la viuda de Alfonso de Contreras, sus parientes y criados. Sabemos que entre otras causas, la razón del enfrentamiento entre el lugar de Anaya y Alfonso de Contreras, era cierta merced concedida, al dicho lugar, por el rey Enrique IV, de cierto término y viñas, para compensar la pobreza de dicho lugar. Dicha concesión había sido arrebatada por Alfonso de Contreras y después de su muerte, permanecía en poder de su viuda. Los vecinos del dicho lugar se quejan de recibir daños de ella y de sus criados, en sus posesiones y ganados.

El interés de la familia Contreras en las tierras de la cuadrilla de Valverde también alcanza al lugar de Martín Miguel. En el año 1497 este lugar protesta por los agravios que dice recibir de una mujer e hijos de Alfonso de Contreras, quienes usaban unos prados del común, que decían poseer por compra. Lo cual hacía que el dicho lugar se estuviese despoblando. A fines de ese mismo año se manda comisión al corregidor de Segovia para que obligue a Elvira del Río, viuda de Alonso de Contreras, a devolver los términos que hubiesen ocupado al concejo de Martín Miguel. En 1499, la queja de los vecinos de Martín Miguel se vuelve a plantear contra los herederos de Alonso de Contreras, su mujer Elvira del Río y su hijo Juan del Río, regidor de Segovia, porque molestaban a los vecinos del lugar en el uso y disfrute de unos términos comunes que pertenecían al dicho concejo.

El lugar de Hontoria, dentro de la cuadrilla del mismo nombre, también trataba un pleito con Don Diego Peralta, vecino de Segovia, por razón de ciertos términos.

Desde 1463, otro personaje de la vida política de la ciudad de Segovia y de la corte de Enrique IV, don Diego Arias Dávila, contador mayor del rey, disfrutaba en señorío de la cuadrilla de Maderón, y por ella pagaba en los repartimientos de pechos reales y concejiles.

Por razón de términos, mantendrán pleito el concejo de Hontoria y de Juarrillos, de esta cuadrilla de Hontoria, con la ciudad de Segovia. Junto con el sexmo de San San Martín, el sexmo de San Millán mantuvo pleitos, ante el Consejo Real, con los vecinos de El Espinar por razón de términos.

En 1499, el sexmo de San Millán pleitea por términos de propios y concejiles con el sexmo de Santa Olalla, porque se quejaban de que estos últimos tenían menos vecinos y más término que ellos. En ese año, Sebastián Gómez, procurador del sexmo de San Millán, afirma que la ciudad de Segovia no se atiende a las sentencias dadas en su contra por los jueces comisarios que trataron en ciertas cuestiones de términos, prados y pastos, por causa de que dicha ciudad los había tomado y ocupado a algunos concejos de la Tierra de esa ciudad y a algunas personas principales.

Hemos visto cómo la proximidad del sexmo de San Millán a la ciudad de Segovia ha sido un factor de gran importancia, que influyó notablemente en la evolución jurídica e económica del sexmo. De los lugares que componen el mismo, nos dice el censo de 1528: se coje en ellos mucho pan e en algunos dellos hacen e labram paños e comunmente los vecinos tienen medianas haciendas. No resulta difícil retrotraer estos datos hacia fines del siglo XV para comprender el interés de la oligarquía urbana de Segovia por unas tierras de probada fertilidad y próximas a sus lugares de residencia. La organización de la explotación de la tierra en pequeñas haciendas pudo haber facilitado la introducción de estos grandes propietarios en el sexmo por medio de la compra, pero el uso y disfrute de dehesas, pastos y baldíos sería motivo de diferencias y pleitos con los vecinos de los lugares de dicho sexmo. Otra mención de interés, que debemos relacionar con la proximidad a la ciudad de Segovia y a sus enclaves de abastecimiento, es la actividad desarrollada en el sexmo de cultivos de plantas textiles.

A %d blogueros les gusta esto: