Otros personajes y familias de Segovia. Los Herrera

Los Herrera

bla-herrera-1Cuando el primer personaje  de esta familia aparece en la documentación, su condición de privilegiado social queda fuera de toda duda, ya que se trata de la petición de la ciudad de Segovia para que se actúe contra García de Herrera, y que así devuelva cierto agua que ha tomado a algunos lugares de la Tierra, que no labre más una fortaleza, que cierta gente dice que está haciendo, y en consecuencia disuelva a la gente que está trabajando en ella.

En 1500, Gonzalo de Herrera, vecino de esa ciudad, quería hacer una capilla en el portal de la iglesia de San Martín, ante lo cual algunas personas, laicos y clérigos manifestaron su protesta, porque se solían servir de ese portal para protegerse de la lluvia.

Como regidor de la ciudad de Segovia, encontramos a Diego de Herrera, cuando entre él y el Licenciado Mejía, provisor del Obispado de Segovia, surge un serio conflicto, y éste sin causa y sin razón y no teniendo poder para ello le hizo prisionero y le encerró en la iglesia mayor, con unos grillos puestos, donde aún le tenía (el día de la fecha) y añade, que para favorecer su jurisdicción, el provisor llamó a todos los clérigos de corona y sacristanes de las parroquias de la ciudad y mandó a todos los canónigos que de cada casa le enviasen un hombre de armas. Ante esa llamada, el alcaide de la villa de Turégano apareció con cincuenta hombres armados con ballestas, que se reunieron para dormir en una aldea próxima a la ciudad de Segovia. Según se dice en el documento, se evitaron mayores daños gracias a la prudencia de la intervención de las justicias de la ciudad. El documento no refiere la razón por la cual surgió la diferencia entre Diego de Heredia y el licenciado Mejía, pero sorprende todo el desencadenamiento del conflicto y el malestar que debía de haber entre canónigos y la nobleza laica para encontrar una respuesta tan contundente ante una llamada de auxilio y ante la posibilidad de un enfrentamiento contra un miembro del regimiento urbano.

 Fuente: Segovia. La Ciudad y su Tierra a fines del medievo – Maria Asenjo Gonzalez

A %d blogueros les gusta esto: