Los Pecheros. Participación Política. Parte II

LA PARTICIPACIÓN POLÍTICA DE LOS PECHEROS DE LA VILLA Y LAS ALDEAS

Campesinos en las tierras de labranza

Campesinos en las tierras de labranza

Institucionalmente, la presencia de los pecheros en el concejo albense (Alba de Tormes)  es muy exigua. A diferencia de lo que ocurre en otros lugares, no se reservan para ellos cargos relevantes, ni regidurías, ni alcaldías, durante todo el periodo estudiado, ni posiblemente antes o después. No obstante, la participación política de los pecheros existe. Se deriva de principios representativos -en base, mutatis mutandis, a lo que los ingleses denominaron <<no taxation without representation>>- y se articula en dos tipos de fórmulas organizativas interdependientes: por una parte, la asamblea; por otra parte, la representación personalizada institucionalizada y regular de procuradores pecheros y sexmeros, que en cierto modo pueden considerarse oficios del concejo.

Sobra decir que las asambleas de pecheros encuentran un remoto antecedente en aquellas que se desarrollaron en las fases constitucionales de los primitivos concejos en la época de conquista. Sería, sin embargo, una mistificación histórica hallar en las asambleas de la Baja Edad Media la culminación de las primitivas, evolucionadas, pero partícipes de la misma esencia originaria. Por el contrario, aunque se remiten a una tradición participativa, las asambleas de pecheros del siglo XV constituyen una expresión de las realidades de la época y a esa realidad responden por encima de todo.

También caracteriza el asambleismo pechero su carácter normalizado, aunque constituyan un elemento periférico en el sistema político concejil. En efecto, algunas asambleas son periódicas, en concreto, aquellas en que se elige a la representación permanente de sexmeros y procuradores, que son anuales. Las cuestiones fiscales, así como otras que requieren inexcusablemente la participación pechera, pueden resolverse en asamblea. En los grandes temas que afectan a toda la población de la villa y tierra la búsqueda de soluciones de consenso encuentra asimismo un soporte en estas reuniones. Las asambleas pueden también responder a impulsos abajo-arriba, más espontáneos, cuando la entidad de algunos problemas así lo exige y alguna de las instancias pecheras en congruencia con el sistema político, se ve obligada a plantear alternativas corporativas.

—————————————————————-

Fuente: El sistema político concejil. El ejemplo del Señorío Medieval de Alba de Tormes y su Concejo de Villa y Tierra – José María MONSALVO ANTÓN

A %d blogueros les gusta esto: