La Morería de Segovia. Parte VIII

<– La Morería de Segovia. Parte VII

… En los siglos medievales los moriscos se dedicaban, sobre todo, a los oficios de construcción y eran hábiles albañiles y carpinteros. Ellos adaptaban a las líneas generales del románico que la liturgia cristiana exigía, sus procedimientos, de lejana ascendencia oriental: grandes ladrillos separados por ancha llaga de cal; mampostería de piedra irregulares, separadas por hiladas de ladrillo y, en construcciones modestas, tierra apisonada sujetada por cadenas de ladrillo; cubiertas de madera, a veces ricamente esculpida y policromada. Era un sistema menos costoso que la cantería de piedra bien labrada de los obreros que venían de Francia y se obtenían resultados sorprendentes, conseguidos en poco tiempo. Los moriscos segovianos de los siglos XII y XIII levantaron fábricas tan insignes como San Esteban de Cuellar y, en la capital, las torres de San Lorenzo, de San Andrés y de San Martín y la parte de la muralla que mira al mediodía. Sus procedimientos constructivos perduran mucho tiempo: del siglo XIV es el castillo de Castilnovo y del XV el de Coca, acaso la más bella de las fortalezas señoriales españolas. Perseveran mucho tiempo en Segovia -practicada ya por artífices cristianos- la técnica de paramentos de mampostería alternando con ladrillo y, en las moradas humildes, los entramados de madera y ladrillo, de los cuales quedan ejemplares en lo que fue Morería y en el barrio de San Lorenzo, el de los hortelanos moriscos.

Tenemos ya, en este tiempo, el nombre de algunos artistas: un Abderramen, moro de Segovia, y un carpintero, Gabriel Galí, cuyo apellido también parece musulmán, construyen a comienzos del siglo XV, la iglesia del Paular. La segunda mitad del siglo XV es el tiempo de las grandes construcciones de Enrique IV: la decoración de las salas del Alcázar; los palacios “de San Martín” y de “San Antonio el Real”, el Monasterio del Parral. En la sala del trono del Alcázar aparece el nombre del artífice: un “Xadel Alcalde” (1456). La palabra de Alcalde designa al jefe de una cuadrilla de albañiles, yeseros y carpinteros cuya huella se advierte en los monumentos enriqueños de la ciudad. Todavía en el 1500 es nombrado en Burgos como alarife un “Mohamed de Segovia”, a quien se atribuye la famosa casa del Cordón, de los Condestables de Castilla.

FUENTE: La Morería de Segovia – Marqués de Lozoya (Conferencia pronunciada en el Salón de Actos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas el día 12 de diciembre de 1966). Instituto de Estudios Africanos.

San Lorenzo

San Lorenzo

San Martín

San Martín

San Andres

San Andres

Palacio de San Martín

Palacio de San Martín

Castillo de Castilnovo

Castillo de Castilnovo

Castillo de Coca

Castillo de Coca

A %d blogueros les gusta esto: