La Morería de Segovia. Parte II

relieve moros y cristianos 006… Tal era Segovia, de cuya morería vamos a ocuparnos en este trabajo. Aún más que los documentos, las crónicas nos revelan la existencia de las tres ciudades: dos de ellas, la cristiana y la judía  dentro del recinto murado, y otra, la aljama de los moros, fuera de las murallas. Pero, en tanto que de la judería tenemos referencias numerosas en la famosa Historia de Colmenares y en los documentados trabajos del Padre Fidel Fita, y son fáciles y frecuentes los hallazgos en los archivos, muy poco o nada sabemos del barrio musulmán, aún cuando podemos rastrear su importancia en algún momento. Esta diferencia se debe a que los judíos eran gente importante, a veces de gran influencia en la vida ciudadana; en sus manos estaba la economía de la ciudad y había de tener relación con ellos los hidalgos, los clérigos, y los comerciantes. En los protocoles son frecuentes los testimonios de sus transacciones. La misma ociosidad que despertaban entre los cristianos viejos motivaba una profusa legislación y el que las historias consignasen sus reales o supuestas fechorías.

Los moriscos eran, en cambio, gente pobre y humilde, consagrados a modestos menesteres: hortelanos o artesano en su gran parte. No eran odiados ni inspiraban recelo, ni hay en sus vidas calladas y ocultas suceso alguno que moviese la pluma de los historiadores. De aquí que apenas sepamos la demarcación de su barrio – la judería quedaba, en cambio, perfectamente definida – ni podemos situar exactamente su mezquita, que debió de alcanzar en algún tiempo, como veremos , cierta importancia. En nuestra disertación aspiramos solamente a recapitular los datos dispersos que nos lleven a algún conocimiento de esta parte de la ciudad.

  Santiago    

A %d blogueros les gusta esto: