La Comunidad y Tierra de Segovia. Capítulo Segundo– Parte I

Perdida de España.- Suerte que cupo a Segovia a la invasión de los árabes.- Su destrucción y sucesiva repoblación, en varias épocas, por sarracenos y cristianos.- Alfonso VI restaura y se sirve de sus hijos para la reconquista de Madrid y de Toledo.- Proezas de los segovianos en aquella parte de Castilla y en Andalucía.- Ocupan, ganan y poseen inmensos territorios, desde la parte de allá de la sierra, y se extienden por las riberas del Alberche, del Jarama, del Tajuña y del Tajo.- Otras adquisiciones.- Reconocimientos por los Reyes de todo lo que adquirieron, y repetidas confirmaciones y privilegios.- D. Alfonso VII, el Emperador, deslinda y demarca por si mismo sus confines con Avila. -Legitimidad de sus títulos de dominio.

WITIZANo es hecho averiguado, ni siquiera fácil de comprobar, el modo y manera de que se sirvieron los mahometanos, al invadir la península ibérica, para establecer su dominio en Segovia. Ignorase también si conservaba entonces esta población la importancia militar que adquiriera en la época romana, o si abatidas sus defensas cuando, al decir de algunos, Witiza ordenó con insano delirio la demolición de los muros de las principales plazas del reino visigodo, que con tan poco acuerdo regía, había llegado a ser pueblo débil, insignificante y abierto(1). Mucho menos se sabe, a causa del silencio que guardan acerca del particular los escritores arábigos, lo mismo que los cristianos, si la ocupación de la ciudad del Eresma por los hijos del Profeta, se hizo a sangre y fuego como en otros puntos, o si abrió sus puertas al invasor sin apenas resistir, cual se le abrieron después de la pérdida de Córdoba, las de Toledo, Guadalajara, Zaragoza, Merida, Salamanca y las de la casi totalidad de los pueblos españoles.

arabesA juicio del discreto Marqués de Mondéjar(2) que no se aparta en esto de Colmenares, no padeció Segovia en sus primera invasión, incendios ni ruinas, antes por el contrario, aunque sometida al poder musulmán, conservó su culto y vivió algún tiempo en paz con sus dominadores, quienes, si bien es cierto que tardaron tres años en recorrer y considerarse dueños de la península, después de sus primeras victorias, no lo es que por el pronto encontraran general y desesperada resistencia en el país, ni que con el goce feroz del triunfo, le talaran y arruinasen.

———————————

expansionarabeLos estudios de los orientalistas modernos, Docy, Codera, Saavedra, Fernández y González y otros varios, han venido a comprobar, que, fuera de aquellos principales encuentros de Andalucía, la posesión de España por los árabes, más tuvo de sencilla ocupación en su origen, que de conquista; más fue el fácil apoderamiento de un país caduco, enflaquecido y aterrorizado, que el dominio palmo a palmo adquirido, en desesperada lucha, por el incontrastable poder de las armas. Si los hijos del desierto hubiesen hallado en la península ibérica la resistencia tenaz que encontraron aquí las legiones romanas ó las de otros invasores, posible es que no la sojuzgaran tan pronto, ni que se hubieran allanado a pactar, con las poblaciones visigodas que se les entregaron, tratados y conciertos de paz y amistad en que eran respetados la religión, usos, costumbres y propiedades de los vencidos, a cambio de tributos, consistentes por lo regular, en la décima de los rendimientos, ni que se les hubiese ocurrido, algunos años más tarde, el ambicioso plan de atravesar los Pirineos e invadir la Francia, para ser destrozados por Carlos Martel en Poitiers.

FUENTE: La Comunidad y Tierra de Segovia. Estudio Histórico-Legal. D. Carlos de Lecea y García

(I) Por más que los antiguos historiadores así lo afirmen, tienese hoy entre los hombre más doctos, como una de las fábulas inventadas para denigrar la memoria de Witiza, la que le atribuye la orden de derribar  las murallas de las principales Ciudades del reino.
(II) La opinión del Marqués de Modéjar es muy digna de tenerse en cuenta por su bien sentido crítico, sobre todo cuando combate los errores y preocupaciones tan frecuentes en su época.
A %d blogueros les gusta esto: