La Comunidad y Tierra de Segovia. Capítulo Primero – Parte V

<– La Comunidad y Tierra de Segovia. Capítulo Primero – Parte IV

COMUNIDAD_de_la_Ciudad

Escudo de Segovia

… Son muy importantes las disposiciones contenidas en los artículos 80 y 81 de la referida ley, para que nos creamos dispensados de darlos a conocer, cuando precisamente discurrimos acerca de su la de Segovia y su Tierra subsiste, o si se ha de llevar a cabo el desacertado acuerdo de su extinción.

<<Art.80. Los Ayuntamientos pueden formar entre sí y con los inmediatos asociaciones y Comunidades para la construcción y conservación de caminos, guardería rural, aprovechamientos vecinales y otros objetos de exclusivo interés. Estas Comunidades se regirán por una Junta compuesta de un Delegado por cada Ayuntamiento, presidida por un Vocal que la Junta elija.
La Junta formará las cuentas y presupuestos, que serán sometidas a las municipales de cada pueblo, y en defecto de aprobación de todas o de alguna, al Gobernador, oyendo necesariamente a la Comisión provincial.>>
<<Art.81. El Gobierno de S. M. cuidará de fomentar y proteger por medio de sus Delegados, las asociaciones y Comunidades de Ayuntamientos para fines de seguridad, instrucción, asistencia, policía, construcción y conservación de caminos, aprovechamientos vecinales u otros servicios de índole análoga, sin perjuicio de los derechos adquiridos hasta hoy. Estas Comunidades serán siempre voluntarias y estarán regidas por Juntas de Delegados de los Ayuntamientos, que celebrarán alternativamente sus reuniones en las respectivas cabezas de los distritos municipales asociados.
Cuando se produzcan reclamaciones sobre la manera como actualmente son administradas las antiguas Comunidades de Tierra, el Gobierno, oyendo al Consejo de Estado, podrá someter dichas Comunidades a lo dispuesto en el párrafo anterior, salas las cuestiones relativas a los derechos de propiedad hasta hoy adquiridos, que quedan reservados  a los tribunales de justicia>>
1374852_410506379050651_2907936_n

Ciudad de Segovia

Demuestran por inconcuso mono, los dos artículos, que acabamos de transcribir, de la ley de Ayuntamientos hoy en vigor, que las Comunidades de Tierra, como la de Segovia, no sólo han recobrado su antigua existencia legal, sino que ésta se considera útil y conveniente a los intereses públicos, en el mero hecho de autorizarse la creación de otras nuevas, y en el de recomendarse al Gobierno el cuidado de fomentarlas y protegerlas.

El régimen de las Comunidades, que nuevamente se constituyan, viene a ser el análogo al de las antiguas. A éstas, por su parte, se las reconoce su actual administración, y solo cuando sobrevengan cuestiones o reclamaciones acerca de ellas, es cuando el Gobierno podrá someterlas al mismo régimen que las modernas, oyendo previamente al Consejo de Estado.

Tenemos, pues, en su fuerza y vigor la Comunidad y Tierra de Segovia, según terminante disposición de la ley, en cuya virtud se consideran implícitamente anuladas las facultades que asistían a la Junta de investigación y administración para acordar el reparto de bienes y derechos entre los pueblos comuneros, baja la base de hallarse extinguida, pues que subsistiendo al presente y habiendo de subsistir esta Corporación en lo futuro, por haber quedado anuladas las disposiciones que prevenían su término definitivo, no hay ya razón para dividir lo que ha vuelto a ser legalmente indivisible.

 FUENTE: La Comunidad y Tierra de Segovia. Estudio Histórico-Legal. D. Carlos de Lecea y García

A %d blogueros les gusta esto: