La Ciudad de Segovia y su Tierra. Parte VIII

<- La Ciudad de Segovia y su Tierra. Parte VII

Reorganización del espacio urbano

casas

Viviendas de la Calle del Mercado (Jose Zorrilla)

En combinación con un interés por la estética, se encuentran ciertas disposiciones del concejo sobre edificios construidos, que también buscan una mejor circulación en el interior de la ciudad. La mayor parte de las decisiones sobre este aspecto son tomadas por el concejo urbano. Así, en 1497, el corregidor recibe el encargo del Consejo Real de disponer acerca de quitar saledizos y corredores que hay sobre las calles públicas, afeándolas y siendo peligrosas por los hechos que se haçen. Esta preocupación por las calles con saledizos será una constante en la mayoría de las decisiones sobre el trazado y construcción de viviendas urbanas, tal y como veremos. Se puede pensar que de esa manera se proyectaban criterios que preferían zonas despejadas y calles perfectamente limitadas por líneas de casas. En agosto del mismo año el corregidor recibe provisión para que no permita que se edifiquen corredores, ni saledizos, no otras cosas que afeaban las calles públicas de la ciudad, y que tampoco se repararan los edificios que tuviesen esos defectos, los cuales deberían ser derrumbados. No se permitía reedificar nada arruinado junto a la puente seca, para no dañarla, encargándole que se hiciese un informe acerca de las consecuencias posibles que se deducirían de derruir todo lo construido junto al acueducto. La llamada puente seca o acueducto se encontraba, ya en estas fechas, protegida de construcciones. La cuestión que preocupaba al concejo era la de los saledizos en las casas que afeaban la disposición lineal de las mismas y restaban anchuras a las vías públicas. En consecuencia se prohíbe en 1508 al canónigo de la catedral, Alexo Rodríguez, que construya unas casas sobre la calle pública. Estos saledizos de las vigas se cubrían y aseguraban con pilares y columnas, y permitían cerrar y cubrir la entrada principal a costa de reducir el espacio de la calle.

Fuente: Segovia. La Ciudad y su Tierra a fines del medievo – Maria Asenjo Gonzalez

A %d blogueros les gusta esto: