La Ciudad de Segovia y su Tierra. Parte IV

<- La Ciudad de Segovia y su Tierra. Parte III

Emplazamiento de la ciudad y rasgos urbanísticos generales

Iglesia de San Martín

Iglesia de San Martín

… La ciudad se pobló, como ya se ha dicho, en 1088 y desde 1100 se tienen las primeras noticias de iglesias localizadas en Segovia. Parece que los primeros núcleos de población se asientan en la zona baja de la ciudad, a orillas del Eresma y del Clamores; justificando, sin duda, por las mejores condiciones que ofrecían estos terrenos, dotados de huertas y abastecimientos de agua. La ciudad alta es más el resultado del empeño de sus pobladores que la consecuencia de una población natural. Las dificultades de la instalación en esta zona quedaban compensadas por su carácter defensivo, pero sin duda éstas fueron muy numerosas. En primer lugar, se planteaba el problema del agua, que era necesario elevar hasta la ciudad alta; luego dependía para su abastecimiento de las zonas más feraces a orillas de los ríos y nunca se pudo plantear alguna forma de cultivo intramuros, debido a esta misma escasez de agua.
De ahí, que la unión y coordinación entre los arrabales y la ciudad amurallada sea una constante en la vida de Segovia. La ciudad intramuros, siempre y potenciada por la realeza, era la garantía de una presencia militar organizada en la avanzadilla de la Sierra de Guadarrama. Hacia 1140 ya estaban las iglesias parroquiales de San Martín, San Miguel, San Andrés, San Esteban y San Quirce, todas ellas intramuros, lo cual es significativo de que el asentamiento en las partes altas se iba afianzando y creciendo.

Fuente: Segovia. La Ciudad y su Tierra a fines del medievo – Maria Asenjo Gonzalez

A %d blogueros les gusta esto: