La Aljama hebrea de Segovia. Parte IV

<<- La aljama hebrea de Segovia. Parte III

 Barrio_Judio… El tamaño del barrio judío no es grande si se compara con el resto de la ciudad intramuros. Por el Este se inicia en la Plaza del Corpus y por el Oeste termina en el Paseo de Juan II. El caserío lo forman viviendas humildes construidas con los materiales tradicionales, fundamentalmente barro (adobe, ladrillo o tapial) entramado de madera y piedra. Su altura varía entre dos y tres alturas, una superficie de 30 o 40 metros cuadrados. Es de suponer, puesto que estas viviendas son de alquiler, que los judíos ricos las ocuparían mayores. Una forma urbana tan característica de España como el corral, también existía en el barrio.

El número de calles y plazas es pequeño, con un trazado sinuoso y estrecho, la mayoría intramuros y Segovia_Iglesia_de_Corpus_Christi_Sexmodos extramuros. Sus edificios mas importantes fueron las Sinagogas, 5 en total. La Mayor, hoy iglesia del Corpues Christi; la Vieja; la de Burgos y la del Campo (hoy desaparecidas) y la de Ibáñez, actual convento de las Hijas de Jesús. Su importancia la corrobora el hecho de que tuviera miqvé, o aljibe para los baños de purificación de los judíos. Existían también dos escuelas rabínicas o almidrás, dos carnicerías y un horno, así como un cementerio extramuros, que constituían la nota diferencial, con el resto de comunidades.

El barrio de la judería no ha sufrido grandes cambios en su trazado urbanístico, conservando prácticamente la misma configuración que conocieron los judíos desde su constitución en núcleo urbano en el siglo XI, la ciudad se fue desarrollando como ciudad medieval, con periodos de mayor o menor actividad constructiva, en función de la riqueza disponible. Durante el reinado de Enrique IV, gran benefactor y protector de Segovia, se realizaron obras importantes, como su palacio, hoy Convento de San Antonio el Real, y en el barrio judío se traslado la carnicería, a edificios de su propiedad en el Espolón (hoy Casa del Sol o Museo de Segovia)

casadelospicosEl siglo XVI supone la cristalización de la forma urbana de Segovia. Hay dos hechos destacables: 1) la finalización de la Guerra de las Comunidades y 2) el importante desarrollo industrial experimentado con la fabricación de paños de gran calidad que se exportaban a Europa. Todo ello llevó a una actividad constructiva solo comparable a los que debió producirse con la repoblación. Los nobles y los ricos pañeros levantaron suntuosas casas de gusto renacentista.

La actual Casa de los Picos, en sus orígenes pertenecía a una familia judía y el nuevo propietario, para evitar que su casa fuera conocida como la “casa del judío”, mandó modificar su fachada con esas piedras de granito en forma de pirámide o diamantes aportando otra perspectiva a la vivienda. Este lujoso palacio se encuentra en la calle Real, anexa a la antigua puerta de San Martín.

Fuente: La Aljama hebrea de Segovia (María Prado Sarratea)

A %d blogueros les gusta esto: