Gobierno y representación de la Ciudad y de la Tierra. Parte XV

El gobierno municipal

Aunque desde mediados del siglo XIV la lucha por ocupar y controlar el gobierno urbano ya había quedado zanjada en favor del turno alternativo entre los miembros de la aristocracia militar urbana, organizada en linajes. En el periodo estudiado asistimos a un conflicto político, desencadenado en el marco de la ciudad, por dominar política y militarmente en Segovia y en su Tierra, que será encabezado por representantes de alta nobleza castellana. En este panorama de enfrentamientos se encontrará inmersa la aristocrácia urbana, que voluntaria o involuntariamente se vería arrastrada a las alianzas y uniones, que en cada momento se presentaban como posibles. Esta actitud tenía sin duda repercusiones en el gobierno de la ciudad que irremisiblemente se encontraría afectado por un sin fin de cuestiones ajenas al estricto cometido de gobernar.

pachecoEl concejo de la ciudad era el órgano de mayor poder del núcleo urbano y de su territorio, y es comprensible que conociera las apetencias de estos personajes de alta nobleza, que trataban, por todos los medios, de conseguir partidarios entre los regidores que los formaban y para ello no dudaron en utilizar todos los medios puestos a su alcance. Así, en 1444 don Juan Pacheco, con todo su poder e influencia no vacilaría en pedir directamente al cabildo de regidores de Segovia, que admitieran a Pedro de Torres como regidor de esa ciudad, aunque en ese caso recibiera una negativa por respuesta. Otro de los sistemas más frecuentemente utilizados era tratar de conseguir fidelidad de alguno de los miembros del cabildo, y esas situaciones de convivencia serán denunciadas una y otra vez, a lo largo de este período. Concretamente en 1.509 dos procuradores de los linajes se quejan, ante su alteza, del efecto negativo que tienen acontecimientos de esa índole sobre el buen gobierno de la ciudad, ya que los sumergen continuamente en diferencias y enfrentamientos entre regidores y común.

En tales circunstancias las luchas internas entre los regidores del concejo tomaban nuevos bríos y se desplegaban bajo unos u otros argumentos, deliberandose siempre al margen de la participación de otras instituciones urbanas tales como comunidad y regidores, que se lamentarán de esa marginación.

Fuente: Segovia. La Ciudad y su Tierra a fines del medievo – Maria Asenjo Gonzalez

A %d blogueros les gusta esto: