Gobierno y representación de la Ciudad y de la Tierra. Parte IX

La Tierra. Los procuradores de los sexmos

<– Parte VIII
Al igual que observamos en la comunidad de Segovia, la Tierra de esa ciudad, con sus procuradores de los sexmos, reclamaba repetidamente, en los últimos años del siglo XV, su derecho a reunirse y juntos entender sobre aquellas cuestiones que les afectaran. Esta era una de sus tradiciones irrenunciables, otra de lellas era la costumbre inmemorial de que los procuradores de la Tierra, aunque sin voz ni voto, pudieran estar presentes en los ayuntamientos del concejo de Segovia, y que allí pudieran tomar testimonio de lo que pasara, notificándolo al Consejo de sus altezas, si ello fuera en agravio para la dicha Tierra. En 1496, se quejan de que desde el mes de enero de ese año, los regidores del concejo no consienten a los procuradores de la tierra entrar en los ayuntamientos del concejo.
Ruysdael-Recaudador de impuestos 1542Esta actitud defensiva, que muestra el regimiento frente a la presencia de procuradores en sus reuniones, tanto de la ciudad como de la Tierra, se comprende si tenemos en cuenta que el concejo estaba llevando adelante una política que beneficiaba particularmente a los intereses de la oligarquía y que precisaba de subvenciones extraordinarias para su realización. Si sobre este punto avanzamos, que el peso de las contribuciones extraordinarias a la hacienda concejil, descansaba sobre los hombros de la población pechera, se justifica el interés que podrían tener los regidores en evitar contrariedades y enfrentamientos con los representantes de los sexmos de la Tierra.
El concejo y regidores de la ciudad no debieron de ser ajenos al obstruccionismo y a las dificultades que los procuradores de la Tierra encontraron para realizar sus reuniones anuales en el monasterio de San Francisco. Otro asunto que se clarifica es el de la elección anual, o no, de procuradores, que asistirían como oyentes a los concejos de regidores. Se comprende entonces el interés de regidores aparecen entre los solicitantes en contar durante varios años con las mismas personas en los cargos de procuradores con los que podría resultar más fácil la avenencia que si los cargos eran de elección anual.
Fuente: Segovia. La Ciudad y su Tierra a fines del medievo – Maria Asenjo Gonzalez
A %d blogueros les gusta esto: