El conflicto de Segovia con Madrid por el Real de Manzanares

SepulvedaSegovia, una vez desplazada Sepúlveda como principal núcleo urbano situado al norte de la Sierra madrileña, mostrará una fuerte pujanza repobladora hacia el Sur, en la búsqueda de amplios espacios que le garanticen la expansión de su ganadería trashumante.

Aprovechará los cauces de los ríos para penetrar en profundidad en el territorio de la actual provincia de Madrid. Por el Norte, los ríos Lozoya y Manzanares, llevaron a sus pobladores hasta los confines del alfoz de Buitrago, y hasta el monte de El Pardo respectivamente. Por el Oeste, la cuenca fluvial del Guadarrama hasta Olmos y Batres. Dos fueron los protagonistas de la expansión segoviana: el concejo y la Iglesia.

A Sepúlveda le arrebató el Sexmo del Lozoya, es decir, el valle alto del río. La decadencia de Sepúlveda es patente en esta época, siglos XII-XIV, pues, además, pierde la Tierra de Buitrago que termina por emanciparse, mientras cede la parte oriental a Ayllón. Sin embargo, la expansión de Segovia por el noroeste y oeste de la actual provincia de Madrid no dejó de plantear problemas con Madrid y Toledo respectivamente.

Castillo-de-Manzanares-el-Real

Castillo de Manzanares el Real (Madrid)

En efecto, en el noroeste los segovianos chocaron con los habitantes de Madrid, que constreñidos en su expansión por el Sur y Este debido a la pujanza de Toledo, pugnaron con Segovia por el control de las tierras situadas al Norte de su demarcación, dando lugar a un continuado pleitear que en ocasiones alcanzó el enfrentamiento directo entre pobladores de uno y otro lugar. Es el conflicto por el control del Real de Manzanares, poblado por los segovianos desde 1247, cuya legalidad cuestionó el concejo madrileño en función del privilegio otorgado en 1176 por Alfonso VIII, por el que se le concede el derecho repoblador hacia el norte hasta: “… singullatim a Portu del Berroco, qui dividit terminus Abula et Segovie, usque ad portum de Lozzoya cum omnibus intermediis montibus, et serris et vallibus“.

El conflicto que encuentra sus antecedentes en el siglo XIII se prolongará hasta finales del siglo XIV, cuando Juan I ceda el señorío jurisdiccional del Real de Manzanares a la Casa de los Mendoza, el 14 de octubre de 1383 en la persona de Pedro González de Mendoza.

Sexmos_de_Madrid

Comunidad de Villa y Tierra de Madrid

Madrid como villa fronteriza tenía el estatus de concejo repoblador; ya en tiempos de Alfonso VII, en 1150, es definido como “comunidad de villa y tierra”, cuya expansión quedaba delimitada en dirección a la Sierra. De una parte, se encuentra el territorio más cercano a la villa, su alfoz más inmediato sobre el que ejerce un dominio jurisdiccional pleno; de otra, sobre una extensión más o menos amplia, de límites imprecisos, Madrid disfrutará de ciertos derechos pero no de la jurisdicción plena, es la Tierra de Madrid, cuya proyección hacia el norte provincial no se ve obstaculizada en principio, debido a la ausencia de un núcleo de población de cierta consideración, salvo Buitrago situado en el NE.

Los problemas comenzaron, pues, cuando los segovianos poblaron el Real de Manzanares en 1247. Antes habían surgido algunos roces aislados entre pobladores de una y otra ciudad, a la hora de aprovechar los pastos y montes circundantes. La agudización del conflicto vino determinada, por tanto, por el emplazamiento de un núcleo de población estable, a partir del cual los segovianos reivindicaban la jurisdicción sobre el amplio territorio del Real de Manzanares, que abarcaba todo el noroeste de la actual provincia madrileña. Era un conflicto entre dos ciudades castellanas que se disputaban, por razones de índole económica, un territorio rico en aguas, pastos y montes cuya jurisdicción estaba en manos de la Corona, siendo susceptible de caer bajo el dominio de una u otra ciudad en función de una política de hechos consumados, o bien mediante su compra o cesión a alguna de las dos partes en litigio, de ahí la persistencia del conflicto hasta la cesión de la jurisdicción a la Casa de los Mendoza.

RealManzanares_Minaya

En esta disputa se enfrentaban un municipio ganadero con una gran capacidad repobladora, Segovia, y un municipio agrícola y urbano, de menor pujanza repobladora, Madrid. El primero veía en las tierras en disputa, los pastos necesarios para la expansión de su cabaña trashumante; el segundo, la leña y la caza para cubrir sus necesidades y garantizar su crecimiento urbano. Si Madrid esgrimía sus derechos en razón de los privilegios otorgados por Alfonso VII en 1150, y Alfonso VIII en 1176; Segovia lo hacia sobre la base de tres documentos otorgados en 1208 por el propio Alfonso VIII, conocidos como Alcalde Minaya, el de la bolsilla y el pecuario, y, sobre todo, por la vía de los hechos consumados, poblando el norte de la actual provincia de Madrid. A partir de este momento los pleitos se suceden; en 1248-49 Fernando III establece que los madrileños conserven de exclusivo derecho el Real de Guadarrama, que según Tormo comprendía los cursos medios de los ríos Guadarrama y Manzanares, mientras que sobre el Real de Manzanares tanto Segovia como Madrid gozarían de derechos de usufructo pero no de poblar, a pesar de lo cual Segovia continuo con su política repobladora, dando lugar a algunos enfrentamientos directos entre vecinos de uno y otro lugar, con la consiguiente destrucción por los madrileños de algunas de las incipientes construcciones.

Madrid_Organizacion_Territorial

Organizacion Territorial.

En 1275 Alfonso X deslinda de manera definitiva los términos del Real de Manzanares y la Tierra de Madrid, estableciendo que sobre el primero tanto Segovia como Madrid disfrutaran de los derechos de explotación económica. Segovia siguió repoblando, por lo que las tensiones se mantuvieron entre la Segovia ganadera y el Madrid agrícola. De nuevo en 1345 el conflicto llega a la Corona, cuando el Concejo de la Mesta, creado en 1273, expone ante Alfonso XI que los vecinos de Madrid han cerrado varias cañadas impidiendo el libre paso del ganado, el rey falla a favor de Madrid y lo mismo vuelve a ocurrir en 1357 y 1378.

Madrid_Sexmos

Dominacion Segovianas

Fuente: Luis Enrique Otero Carvajal

A %d blogueros les gusta esto: