Juan II y Enrique IV de Castilla… de tal palo, tal astilla.

La historia medieval del Occidente cristiano  guarda en sus anales secretos inconfesables que nos hablan de la homosexualidad de reyes, infantes y validos. Inglaterra se ha llevado la palma en esta clase de asuntos. Ricardo Corazón de León o Eduardo II, con sus amoríos de sexo igual, tuvieron continuidad en otras reales …

A %d blogueros les gusta esto: